¿Por qué he desaparecido?

Buenos días a todos,

Hoy vengo a contaros una historia un tanto diferente y por desgracia bastante amarga. Durante estos últimos meses he estado ausente en muchos más sentidos de los que me gustaría admitir. Siento mucho haber decepcionado a algunos seguidores e incluso haber perdido algún que otro lector, pero lo que más siento es no haber dado una explicación. Y es precisamente esto lo que vengo a dar hoy, una explicación.

Hace un tiempo yo empecé en el mundo de las manualidades como forma de distracción y de evasión, me encantaba hacerlas y me relajaba muchísimo así que decidí empezar a venderlas para poder costearme los gastos de material, hasta ahí todo bien, fui mejorando mi técnica e incluso abrí una pequeña tiendecita online en la plataforma Dawanda con mi propia marca: Lucyindreamland. Parecía un sueño hecho realidad cuando me llegó el aviso de que tenía mi primera venta ¡A alguien le gustaba lo que yo hacía! Pronto me ilusioné y comencé a ir a eventos como la Japan Weekend para vender mis productos artesanales pero me di cuenta de que había tantísimos artesanos que era muy difícil que alguien se fijase en mí.

Y aquí es donde surgió la idea de crear un blog, un espacio personal donde podría publicar tutoriales y contar cosas sobre mí para que la gente llegase a conocerme un poco mejor y así entender también la ilusión y motivación que hay detrás de cada producto que hago.

Pero las cosas no siempre son tan sencillas, desde hace un tiempo mi casa se estaba convirtiendo más en una prisión que en un hogar, los problemas personales se hacían cada vez más pesados y me sentía sola aún sabiendo que no lo estaba. Poco a poco mis ganas de hacer cualquier cosa disminuyeron hasta que llegó el punto en el que sólo quería tumbarme y llorar, pensé en dejar mi negocio, en abandonarlo todo sin decir adiós, y en cierto modo eso es lo que fui haciendo.

Sin embargo había algo dentro de mí que se negaba a rendirse, a tirar por tierra todos mis sueños y mi trabajo, que se negaba a dejar de luchar. Gracias a la ayuda de personas realmente generosas pude mudarme (aún estoy en proceso) y con el apoyo y comprensión de mis seres queridos voy saliendo adelante como el Phoenix que surge de sus cenizas.

Por eso os pido paciencia y comprensión. Intentaré estar más aquí y volver a sentir la ilusión con la que comencé este proyecto pero el proceso no será fácil ni rápido.

A todos los que habéis estado siempre ahí, a todos los que os incorporáis ahora a mi vida y sobre todo a todos los que hayáis escuchado toda mi historia sin juzgarme os doy las gracias, vosotros sois la razón de que siga adelante.

Lucyindreamland.

Anuncios

Operación 31 días 31 DIY: Día 7.

Hoy os traigo un tutorial muy sencillo para crear un pin o chapa en photoshop. Este canal de Youtube es espectacular ya que tiene una gran variedad de tutoriales de este tipo y creo que os puede ayudar mucho si estáis empezando en el mundo del diseño.

https://www.youtube.com/watch?v=Z9NV04qLg_8&list=UUl1Vo6HdKhjDefkvZYKYNlQ

El post de hoy ha sido breve pero espero que os sea útil y entretenido.

Un saludo. 

Lucyindreamland

 

Operación 31 días 31 DIY: Día 6.

Cuando llega el fin de semana soy de esas personas a las que les gusta maquillarse pero el problema es que las toallitas desmaquillantes suelen ser caras a la larga y a veces te quedas sin ellas cuando más lo necesitas. Por eso he creado esta pequeña receta naturales con ingredientes que elimina hasta el maquillaje waterproof sin dañar nuestra piel. Muchos maquillajes tienen como base ceras o siliconas para que aguanten más tiempo sobre la cara por eso la mejor forma de eliminarlos es utilizar aceite, sí, sí aceite lo que habéis oído. Este no sólo elimina el maquillaje de forma natural sino que hidrata la piel y es bueno para todo tipo de pieles (hasta aquellas que sufren de acné).

 

Para realizar este desmaquillante sólo necesitaréis un frasco, algodones redondos, agua y aceites naturales (yo uso aceite de oliva y aceite de almendras). Agitamos la mezcla de aceite y agua y empapamos el algodón ligeramente en ella pasándolo con movimientos circulares y suaves sobre la cara. Después podéis dejarlo tal cual hasta que se absorba o eliminar el exceso con una toalla.

 

Ya veréis los resultados, son espectaculares.